Google+ Followers

miércoles, 15 de abril de 2009

NO SE ME ENFADEN







Ayer estuve en Cacabelos (¡pero que pueblo más guapo!).

Me preguntaron los medios de comunicación por el Alcalde y procedí a mostrar todo mi apoyo a quien, mientras no se demuestre lo contrario, está haciendo una gestión magnífica, siendo la villa del Cúa una de las localidades más vivas que he visto en la Provincia. Algo se mueve allí y se nota. Gente por las calles, muchos/as jóvenes, nuevos negocios , dotaciones municipales de calidad...Prueba de ello es que gobernando con mayoría simple en el pasado, las últimas elecciones arrojaron una supermayoría absoluta para el PSOE, liderado por el jovencísimo José Manuel Sánchez.

Por cierto, ha heredado un Ayuntamiento que el PP dejó en una ruina y caos administrativo que se sigue arrastrando, pero que estos mismos ahora arrojan contra el gobierno actual como si no hubieran tenido nada que ver...¿nos suena algo?

Siendo esto cierto, quizá no fuera motivo para trasladarlo al fuego de mi lar digital, si es que no fuera ¡lo mal le ha parecido al PP! Nunca había observado una indignación similar en ningún sitio porque el Secretario de Organización del PSOE apoye a un alcalde ¡del PSOE!. Rueda de prensa del portavoz del PP, invasión de comentarios en blogs, etc.

Nada tomo nota, la próxima vez que tenga ocasión de ir a una localidad gobernada por mi partido aprovecharé para criticar al equipo de gobierno aunque piense lo contrario.

Sirva este espacio para pedir disculpas al portavoz del PP, que por otro lado estaba muy guapo con la túnica el otro día. Lo único, es que si pintara lo mismo en su partido que el bueno de José Manuel en el mío, a lo mejor la Junta habría terminado de una maldita vez la remodelación del puente sobre el Cúa (con fondos europeos retenidos,que tiene más delito), que va ya para más de dos años. Tengo que decirle a Eduardo Fernández que se pase algún día a apoyar a su portavoz...

2 comentarios:

  1. Es muy difícil racionalizar la tradición, tanto que es imposible. O eres conservador de las tradiciones, en cuyo caso más vale que no te plantees una justificación racional, o eres un racionalista extremo en cuyo caso el número de tradiciones que aceptarías se vería drásticamente reducido, y desde luego, las primeras en caer, serían las que llevan algún aspecto religioso asociado.
    En lo que a mí respecta, observo la Semana Santa con los mismos ojos que un entomólogo miraría una libélula (la libélula es un insecto, ¿verdad?). Si me pongo en plan entomólogo crítico, me deja perplejo que aún pueda encontrar una variedad tan enorme de libélulas en mi país, cuando practicamente no existen en el resto del mundo. Bueno, ellos se pierden las torrijas, que las cosas como son, están buenísimas.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo te pasa Ibán! Mira que apoyar a alguien de tu partido! Eso es como si fueras del Barcelona y gritaras GOOOL si Messi marca... ¿Cómo se te ocurre?

    ResponderEliminar