Google+ Followers

miércoles, 10 de julio de 2013

LA RELIGIÓN DE J.M. SORIA


Después de un debate de una hora con el Ministro de Industria sigo pensando que la decisión del PP con el carbón es puramente ideológica y basada en prejuicios. Ni un solo argumento para desmontar mis afirmaciones y ni una sola respuesta a mis preguntas. Por cierto, ayer le recordé al ministro que el caso del carbón como sector receptor de ayudas, no es precisamente excepcional.

Sin ir más lejos, hay un ejemplo muy adecuado con otro sector que tiene que competir también en el mercado internacional con productos generados con estándares muy inferiores en cuanto a derechos laborales, salarios o garantías medioambientales. Que recibió en 2012 70,5 millones de € de ayuda y se prevén desde la UE 20 millones más adicionales en el futuro inmediato. Se estima que el 50% de las rentas generadas provienen directamente de la subvención. Es prácticamente un monocultivo en su zona de producción y contribuye a crear riqueza, a fijar población y es un signo identitario sin el cual su territorio y sus gentes no se entenderían igual. Se calcula que entre directo, indirecto e inducido, genera unos 30.000 puestos de trabajo (más o menos como el carbón en todas las zonas mineras de España). Se trata del plátano de Canarias.

De la misma forma, a las preguntas sobre las térmicas o sobre el proyecto CIUDEN, ni una sola mención.

En fin, enlazaré el debate completo cuando esté disponible, porque merece la pena observar que la visión del ministro sobre el sector eléctrico y la minería del carbón, tiene más que ver con la teología que con la ciencia. Como creyente de lo nuclear y del dios FAES, no importa cuántos servets tenga que quemar en la hoguera...alimentado el fuego con gas natural y uranio, por supuesto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario