Google+ Followers

lunes, 29 de julio de 2013

ME ESTÁ MIRANDO A MI


La semana pasada visité durante unas horas la exposición temporal del Museo Guggenheim de Bilbao sobre el Arte en la Guerra, situada principalmente en la Francia de 1938 a 1947. Nunca había estado en ese museo y admito que superó mis expectativas desde todos los puntos de vista. Volveré en cuanto pueda, con más tranquilidad.

La exposición en cuestión asimismo me gustó e impresionó más de lo que suponía que lo iba a hacer, la recomiendo vivamente. Aquí dejo un enlace a la web que el museo ha realizado para la misma http://arteenguerra.guggenheim-bilbao.es/

No soy un entendido en arte y aún menos en arte moderno...todavía no he decidido si éste último me gusta o no (lo que supongo que en sí mismo significa que efectivamente no me deja indiferente). Lo que sí sé obviamente es lo que me causa un impresión honda y esta exposición me estremeció. Uno se pregunta lo que tuvo que significar la vida de una persona común en aquel tiempo (lo que la exposición transmite por los ojos de los artistas) y cómo debió de ser aún más para aquellas personas ideologizadas, comprometidas...Lo que tuvo que ser sufrir ostracismo como Picasso, o aún más persecución, como otros muchos. Lo difícil que debe de ser convivir con verdugos, colaboracionistas...soportar la convivencia con un sistema podrido, antitético con la dignidad humana.

"Mira este cuadro", me dijeron...y me encontré de frente con el artista surrealista judío-alemán Félix Nussbaum, casado a su vez con otra judía e internados en un campo de concentración francés en 1940 como "alemanes hostiles". Huidos del mismo después de unos meses, permanecieron escondidos en Bruselas hasta 1944, donde plasmó a través de su obra las impresiones que le generó la vida en los campos, la desesperanza y la miseria...la sordidez del género humano.

Conocía alguna obra de Nussbaum, pero no hasta el grado de identificar al autor. Aún recuerdo una obra suya que ilustraba uno de los fascículos (el dedicado al Holocausto) del coleccionable que editó "El País" hace muchos años sobre la Segunda Guerra Mundial. Ahora le pongo nombre, es concretamente ésta



El original que se exponía en el Museo y sobre el que me llamaron la atención es el que ilustra esta entrada. No soy capaz de definir el estremecimiento y el poso que me ha dejado durante días; pero sí que necesitaba escribir esta entrada para ,aunque fuera desordenadamente, compartirlo. Y es que una persona internada en un campo de concentración me estaba mirando a mi y me lo estaba contando todo...y lo lleva haciendo desde 1944.

Nussbaum y su esposa fueron finalmente descubiertos por la Gestapo en su piso de Bruselas y deportados a Auswichtz en 1944, donde fueron asesinados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario