Google+ Followers

jueves, 17 de enero de 2013

SORAYA LA DOLOROSA



Acabo de escuchar con estupor la presentación del parque de viviendas públicas destinadas, en principio, para familias desahuciadas que cumplan los exigentes requisitos que marcó el PP para acceder a las mismas. La puesta en escena le ha tocado a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santa María ("SSSM" en adelante, suena casi como los acrónimos de los buques de su serena majestad británica) en el transcurso de una rueda de prensa destinada a tal efecto.

Supongo que el Gobierno quiera quitarse la etiqueta de deshumanización que ha presidido todas sus acciones. Supongo que también quiera hacer un punto y aparte con las últimas noticias que confirman la impresión de que en este PP de Mariano la corrupción, más que una anécdota o un inevitable porcentaje, es un aroma venenoso que impregna toda la organización y que no distingue de territorios.

Pero la impostación lacrimógena de la vicepresidenta de hoy, hace digna de Laurence Olivier cualquier representación pastoril de fin de curso que haya habido estas Navidades en nuestros (pobres) colegios.

Y es que ha tenido que pasar un año para que el Gobierno tomara alguna medida en un tema acuciante, sobre el que ellos mismos habían denunciado que lo hecho por el Gobierno anterior era insuficiente. Y cuando lo han hecho, han preferido poner un parche antes que atacar el problema de raíz. Fue imposible precisamente por ello que desde el PSOE llegáramos a un acuerdo, después de que hubiéramos presentado una proposición de ley integral sobre este problema (alabada dicho sea de paso por los expertos y colectivos- otro debate es si llega tarde o no, sobre lo que opino que es preferible hacerlo aunque se haya perdido tiempo, que no hacerlo-).

Pues bien, durante unos cuantos minutos SSSM, adoptando un tono cercano al lloro trató de hacer un relato sobre el problema de los desahuciados, con el que sin duda pretendía empatizar con aquéllos que han perdido su vivienda. El tono por increíble, por forzado, resulta insultante... algunas afirmaciones que encierran trampas en sí mismas, también: el "cómo se debe sentir una familia desahuciada con un menor de 3 años", requisito que marca la ley para poder acogerse al parque de viviendas público, se lo puedo responder yo : igual que una familia con un menor de 4, de 5 ó de 6...De ahí el absurdo de la imposición de algunos requisitos que solo persiguen limitar injustamente el acceso.

Mención aparte merece eso de que "cualquiera podemos acabar desahuciados (...)" Home, la inmensa mayoría sí, pero cualquiera no... desde luego se hace harto difícil pensar en una Abogada del Estado y actual vicepresidenta del Gobierno desahuciada en un futuro por lejano que sea. Tampoco uno se imagina al multimillonario Bárcenas debajo de un puente. Quizá se refiera la vicepresidenta a un hipotético (que tiene raíz de hipoteca) desahucio judicial del ático millonario marbellí del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; si éste es el caso en el que pensaba que no se preocupe, el presidente parece tener "bolsas" suficientes para asegurarse un futuro bajo techo (ya sea en su casa o en alguna instalación dependiente del Estado distinta al mencionado parque de viviendas).

Me detengo en este último detalle porque creo que muestra la falsedad de la interpretación de la vicepresidenta. Para tomar medidas sobre salud no es necesario estar enfermo, para hacer política sobre inmigración no hace falta ser inmigrante, para atacar la pobreza no hace falta ser pobre... Puede eso sí  que según los casos pueda dar un plus de conocimiento o empatía, pero desde luego eso no se finge, se vive. SSSM persigue desesperadamente darse una pátina de normalidad o de identificación con este colectivo que no le corresponde y por eso suena ridículo. Si las medidas fueran adecuadas y /o suficientes no necesitaría abusar de este recurso y de paso llamarnos a todos tontos... las risas de la prensa que sonaban en determinadas partes de su discurso lo decían todo.

Hay un párrafo en el que SSSM con voz entrecortada habla del "coraje de las familias"... No pude por menos que pensar automáticamente en una escena de la Vida de Brian en la que Pilatos, que ya ha decidido "darle boleto", habla cínicamente de que el "pícago judío" tiene "valog", tiene "cogaje" a lo que el centurión, ya de vuelta y con cierta desgana responde "sí, algún colgajo tiene, sí.


3 comentarios:

  1. he puesto en twiter algo así como Soraya no llores porque una madre se quede en paro y deshauciada con un hijo de 3 años porque las lágrimas no te dejarán ver a las madres con hijos de 4, 5, 6, 7 ... pero en 140 caracteres
    Es que me ha indignado oirla, bueno no, me ha dado asko
    Se ríen de nosotros en nuestra cara, y mientras no puedo evitar imaginar a Güemes y a su querida esposa Andrea Fabra tumbaditos en el sofá de su casa partiéndose de risa y diciendo #quesejodan

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muy atinado. Resulta intragable la pantomima, la actuación afectada y las declaraciones forzadas. Y eso es lo mejor que tienen. El resto no es intragable, es indecente (estoy conmocionado por las últimas noticias). Sobre todo estoy conmocionado por lo tonto que soy, que llegué a criticar la amnistía fiscal diciendo que no sabían lo que hacían. Claro que lo sabían, como también sabían como hacer la reforma del código penal para incluir la eliminación de delito fiscal en caso de acogerse a un proceso de regularización (amnistía fiscal). Lo recaudado por la amnistía fiscal fue un 10% de lo que decían, y volví a ser tonto porque dije:"les ha fallado la operación". ¿Fallado? ¡Todo un éxito, en ese 10% está todo Gurtel.
    Perdona por lo extenso de mi comentario, pero es que me enciende tanta inmundicia.

    TiTo

    ResponderEliminar
  3. Muy atinado. Resulta intragable la pantomima, la actuación afectada y las declaraciones forzadas. Y eso es lo mejor que tienen. El resto no es intragable, es indecente (estoy conmocionado por las últimas noticias). Sobre todo estoy conmocionado por lo tonto que soy, que llegué a criticar la amnistía fiscal diciendo que no sabían lo que hacían. Claro que lo sabían, como también sabían como hacer la reforma del código penal para incluir la eliminación de delito fiscal en caso de acogerse a un proceso de regularización (amnistía fiscal). Lo recaudado por la amnistía fiscal fue un 10% de lo que decían, y volví a ser tonto porque dije:"les ha fallado la operación". ¿Fallado? ¡Todo un éxito, en ese 10% está todo Gurtel.
    Perdona por lo extenso de mi comentario, pero es que me enciende tanta inmundicia.

    TiTo

    ResponderEliminar