Google+ Followers

martes, 1 de octubre de 2013

SI ES QUE SON UNOS "DESPISTAOS"...


Me imagino a la alcaldesa del PP de Quijorna  ( por el tercio familiar supongo) mirando todavía incrédula las fotografías del mercadillo de los horrores que organizó en su pueblo. Ya dice ella que es que no vio nada, que no se fijó.

Parece que hasta su partido le ha llamado al orden, según esta noticia http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/30/madrid/1380567359_221433.html

-"¿ Ah, pero lo decís por estas cruces gamadas, estos aguiluchos y estos bustos de Franco?"- , preguntaría mientras ingenuamente se caía del guindo y con la misma candidez prometía fijarse más la próxima vez...

Y, honestamente queridos lectores,¿ a quién que no esté todo el día en tensión y queriendo buscar defectos a todo, no se le hubiera podido pasar por alto algo así? Es que si vamos al detalle...

Decía que parecía que su partido le ha llamado al orden, pero en eso quedará. Igual que los innumerables casos de apología fascista, franquista o directamente nazi que hemos conocido solo durante estos meses entre militantes y cargos del PP. Se ve que todos casos de despistes...

En cualquier país civilizado de Europa Occidental, la alcaldesa no solo estaría expulsada del principal partido de la derecha democrática (al menos eso se supone), sino que probablemente estaría encausada ya penalmente. Aquí no pasa nada, 40 años después de la muerte de un dictador genocida hay una parte de este país que se resiste a romper amarras con lo que debería ser antitético a nuestro propio sistema.

No se trata de que nadie escupa sobre la efigie de su bisabuelo o de su familia, en ese sentido la Transición fue extraordinariamente generosa permitiendo la incorporación al sistema democrático de todos aquellos que así lo quisieron. Pero lo que sí sigue resultando exigible a día de hoy, es que se rompa con la defensa ética de un sistema de gobierno asesino, injusto, corrupto e ilegal. Porque eso sí habla muy mucho de hasta dónde algunos que hoy ocupan responsabilidades podrían llegar, si existiera ocasión de hacerlo.

Luego son los que quieren recuperar a sus abuelos de las cunetas los que "reabren heridas".


1 comentario:

  1. Si lo que pretendían era meternos miedo, en mi caso lo han conseguido sobradamente. Es que no les faltaba nada, hasta el cura en el acto en homenaje a los caídos del día siguiente.
    Lo dicho, da miedo.

    ResponderEliminar