Google+ Followers

lunes, 28 de octubre de 2013

DE LUTO


Me llaman y me entero en la lejana Castilla, en una visita del grupo de senadores del PSOE de Castilla y León. Un nuevo accidente en la minería leonesa, en Gordón; no es el primero que ocurre ni el último que ocurrirá, pero parece uno de los grandes, el que más en decenas de años. Al principio todo es confusión. A medida que devoro kilómetros hasta Rabanal de Fenar (León), donde finalmente paro, se van conociendo más los acontecimientos. En La Robla me lo acaban de contar, hasta conozco a alguna familia. Se me agolpan los pensamientos y los sentimientos, también mientras vuelvo a El Bierzo. Pienso en estos tipos que juegan a la ruleta rusa cada vez que bajan al pozo, que danzan con la muerte cada vez. Pienso también en las sabandijas que los pintaron como una casta privilegiada, en lo fácil que se olvida a qué se enfrentan todos los días. Pienso en las familias desgarradas, en ese dolor y esa ausencia que no se irá. Pienso en mis abuelos lacianiegos, muertos intentando alcanzar ese poco más de aire que les robaba la puta silicosis. Pienso en nuestra historia, en nuestra cultura común, en nuestro orgullo como pueblo. Pienso en que estuve hace pocos años en ese mismo pozo haciendo una visita y me dio sensación de amplitud y profundidad interminable. Pienso en ese ministro Soria que durante dos años miraba hacia otro lado con altivez, mientras sacudía martillazos al sector...pienso en que pese a todo hace bien viniendo al fin, pero no puedo evitar pensar también que aparece precisamente ahora, como los cuervos...

Pienso en que necesito escribir todo esto y en que no sé si tiene algún sentido.

Mi más sentida solidaridad a las familias

Enlazo una canción sobre un poema galés que habla de minas y mineros, que me descubrió mi amigo Nacho y que aunque emociona siempre, hoy más.

http://www.youtube.com/watch?v=VFIbxRe1aHo&feature=share

Who killed the miners?

3 comentarios:

  1. Un día muy triste sí. Transmitid todo el ánimo a las familias.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo muy fuerte para todos. Ánimo y mientras no podamos aportar nada más, nos solidarizamos con su dolor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos, desde todas las partes del país, por vuestra solidaridad. espero que esto al menos sirva para recordar la dureza de las condiciones de este sector y para que nadie más se atreva a ensuciar su nombre.

    ResponderEliminar