Google+ Followers

domingo, 24 de febrero de 2013

LEONES POR CORDEROS



Cuentan que durante las numerosas confrontaciones que se dieron en el frente del Somme, en la Gran Guerra, los mandos alemanes quedaron estupefactos ante el valor inútil de los británicos. Estos, espoleados por sus incompetentes y acomodados mandos, iban siendo masacrados una y otra vez intentando asaltar las trincheras germanas, sin un gesto de vacilación. Se atribuye un apócrifo a un alto oficial alemán sobre que en su vida "había visto tantos leones dirigidos por tales corderos".

Esta cita sirve como título para una película del año 2007 dirigida y coprotagonizada por Robert Redford. En ella, con el trasfondo de las guerras de Iraq y Afganistán y la administración Bush, se analiza la realidad americana del momento desde diferentes ángulos. A través de varios escenarios y personajes y más como si de un documental se tratara, se reflexiona sobre el sistema, la democracia, el compromiso, la participación, el desencanto, la juventud, la política...

Ya que esta misma noche son los Oscars y parece que tiene sentido hablar de cine, quiero  recomendar esta película. Cuando la vi hace un par de años, ya me pareció hecha para nuestro tiempo; lo curioso es que, cuanto más tiempo pasa, más actual me parece.

La cinta tiene la virtud de no rehuir lo poliédrico de la sociedad, la cantidad de matices y la complejidad del entorno. Ello sin escatimar crítica alguna (y con bastante crudeza) y sin dejar de conllevar al final un mensaje final de esperanza. Anima a tratar de vivir con trascendencia.

El propio Redford interpreta a un profesor de ciencias políticas enfrentado a uno de sus alumnos más brillantes, un joven desencantado y escéptico. El toma y daca entre ambos es sencillamente maravilloso.

Por otro lado se narra la epopeya de dos antiguos alumnos que en la búsqueda de sentido para sus vidas, acaban enrolándose en el ejército para ser trasladados a escenario ajeno y hostil.

Por último, se adentra el film en la relación entre un senador "halcón" republicano y una periodista de un medio "progre". Esta parte es una fotografía de la relación política - periodismo en la que nada es tan evidente...

En definitiva, creo que es una fantástica película, muy recomendable para el tiempo que vivimos, que puede hacer como mínimo reflexionar.

Y ya que como decía, esta noche es la ceremonia de los Oscars, me permito terminar deseando toda la suerte del mundo a "El lado bueno de las cosas". Porque tod@s vivimos en un mundo caótico y de alguna manera estamos un poco chalados, pero vale la pena luchar por ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario