Google+ Followers

jueves, 22 de noviembre de 2012

NUEVAS TASAS JUDICIALES DEL PP: 700+500+118₌1218


Una nueva chapuza consecuencia sin duda de las prisas que tiene el PP por cambiar un país que parece que no les gustaba nada de nada (cómo han tenido que sufrir desde 1982, a tenor de lo visto), ha provocado que se retrase la puesta en vigor de las nuevas "tasas Gallardón".

No me voy a extender en explicaciones prolijas porque durante estos días han salido informes y resúmenes fenomenales en los medios de comunicación. Si alguien tiene interés, recomiendo la consulta del debate en el Senado del pasado día 14, en el que mi compañero leonés Nicanor Sen fue uno de los intervinientes por el PSOE. Allí podrá comprobar como otra leonesa, ésta del PP, Silvia Franco, lo dejaba claro con un razonamiento más o menos así: "Hay demasiados pleitos y los juzgados está colapsados, ¿qué podemos hacer? Impedir que la gente acceda a la justicia, mediante la imposición de una tasa excluyente". Sencillo y claro lo dejó esta berciana, a la que nada se le conoció para defender nuestra minería más allá del lamento de que "estaban trabajando en silencio" y que "no entendía tanta crítica, los del PP también somos de aquí...".

Queda claro pues, que a partir de este momento existirán dos calidades de justicia: la de los que se la puedan pagar y la de los que no.

Con el establecimiento de tasas de acceso disuasorias y excluyentes para el común de los mortales se pone en solfa el artículo 14 de la Constitución, que consagra el derecho a la tutela judicial efectiva. Por motivos económico, la segunda instancia estará sólo reservada para nuestros compatriotas más acomodados. El rico del pueblo podrá "probar" en el juzgado unas cuantas veces a ver si "suena la flauta", mientras que el vulgo deberemos rezar para tener justicia en la primera instancia, al albur de que un contrincante adinerado decida prolongar nuestro periplo si el fallo no le favorece.

Desde este momento nos costará más la albarda que el burro en la mayoría de los casos; a partir de este momento para reclamar una multa de tráfico de 100 € tendremos que "posar" 200, con lo que deberíamos hacer aquello de Abundio de vender el coche para comprar gasolina.

Hay mucha ideología clasista detrás de todo esto, como el entorpecer a partir de ahora los divorcios mediante una tasa "agravada", independientemente de que se diriman asuntos relacionados con la custodia de menores: estos en principio exentos, no impiden en este caso que se "penalice" igualmente a la pareja por tener el "capricho" de separarse.

Me congratulo de que hayamos tomado la decisión desde el PSOE de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la norma, porque en mi modestísima opinión jurídica, la inaccesibilidad desde ahora para la mayoría a la tutela judicial efectiva es evidente; no en vano, esta la opinión de los colegios de abogados y de prácticamente toda la profesión del Derecho. Y desde el punto de vista político creo que, con un mínimo rigor previo, nuestra suerte debe ir ligada a la de la mayoría de la población que está atacada por la norma.

El PP sigue a toda máquina dándole a la manivela de la máquina de dualizar la sociedad y aumentar la brecha entre los que más tienen y los demás. Que nadie se engañe, la pifia de Sánchez Camacho de ayer en el debate electoral catalán lo es por mostrar "la patina" en público, pero no hay ningún error en sus cálculos internos: Nos corresponderían efectivamente 1318, pero ellos nos dan 1218...y bajando.

Como dijo un amigo mío en una tertulia hace unos meses: "puede que haya muchas cosas que no comparta con la política del PSOE de los últimos años y que no les haya votado en las últimas elecciones...pero no conocéis nada al PP si pensáis que son lo mismo que el PSOE,estáis muy equivocados..."

Al PP sí le salen las cuentas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario