Google+ Followers

martes, 25 de febrero de 2014

MASACRE



Ésta es la palabra que mejor puede resumir el debate Rubalcaba - Rajoy, enmarcado en el Debate Sobre el Estado de la Nación.

Masacre es la que ha perpetrado este Gobierno contra el Estado de Bienestar : la sanidad y educación públicas, las becas, las pensiones, la dependencia...

Masacre contra los derechos de los/as trabajadores.  Una Reforma Laboral que ha producido 1 millón más de desempleados, más de 500.000 afiliaciones menos a la Seguridad Social, 10% de bajada media de los salarios, millones de personas menos sin convenio colectivo, destrucción de empleo indefinido... También este Diciembre realizaban una tremenda subida de impuestos con nocturnidad y alevosía contra los/as autónomos/as

Mientras, hay que escuchar a un PP que promete en víspera electoral una bajada impositiva, después de haber hecho más de 50 subidas diferentes de impuestos; impuestos que recaen fundamentalmente sobre las rentas del trabajo y que se olvidan de las grandes fortunas. La pobreza es hoy en España un problema gigantesco.

Masacre en la gestión de la energía: Una panoplia de decretos-ley, reales decretos y de leyes, algunos de ellos contradictorios entre sí, que han provocado inseguridad jurídica y hasta retroactividad ¿Resultado? subida brutal del precio de la electricidad a consumidores domésticos y empresas, apuesta por la nuclear, apuesta por el fracking, por prospecciones petrolíferas en las costas que componen nuestros motores turísticos, ataque a nuestro sector renovable, desmantelamiento de la industria del carbón ( única fuente autóctona fósil de nuestro país)...

Masacre, digan lo que digan, sobre unas cuentas públicas que hoy acumulan una deuda de 225.000 millones de € adicionales en tan solo 2 años.

Masacre argumental, la que le ha propinado el jefe de la Oposición al del Gobierno hoy. Se vio sobre el atril a un presidente con un discurso inicial que, por lo triunfal, no se lo hubieran comprado ni a un canciller en Alemania en estos días. A un presidente que comenzó a encajar bofetadas de realidad tras la primera frase de Rubalcaba a modo de pregunta. "¿Sr. Rajoy, en qué país vive usted?"

A partir de ahí, vimos a Mariano ido, aferrado a sus papeles y recurriendo al poco a su táctica de emergencia: hacer oposición al Gobierno de Zapatero. Lo que ocurre es que si el año pasado eso ya no colaba, a estas alturas es directamente un insulto a la inteligencia. Observamos la involución de un boxeador sonado, tratando de abrazarse al líder del PSOE y suplicando que sonara la campana.

Enfrente hoy se ha visto al mejor Rubalcaba que se recuerda, pegando como el gran púgil que es y aparentemente sin el peso del tiempo sobre los hombros. La fotografía de España y Europa que dibujó es tan real, las propuestas que alternativamente planteaba sonaban tan cabales, que un Rajoy desesperado le reclamaba al final que "le dijera qué hay que hacer". Desde el "no hay un único camino, se puede elegir: entre empresarios y trabajadores, pensionistas y farmacéuticas, sanidad pública o privada, educación pública o privada, entre los derechos de las mujeres y la conferencia episcopal...ustedes apoyan siempre al más fuerte porque son la derecha", Rubalcaba fue dibujando la senda de lo que debe ser una alternativa de progreso en el futuro.

La puntilla vino al final, cuando Rubalcaba citó un escrito de Rajoy cuando ya era diputado, en el que hablaba de premiar a "los hijos de buena estirpe", un ensayo clasista con referencias a Mendel, que sonaba a terrorífica eugenesia social...y que dibujaba perfectamente quién es Mariano Rajoy y para quién y por qué gobierna.

Masacre, para terminar, es lo que tristemente seguirá intentando hacer el PP durante estos 2 años vía Boletín Oficial del Estado. Toca una travesía dura...

Y una esperanza para el futuro: cuando el PSOE gobierne, repondremos cada uno de los derechos que el PP ha recortado durante estos años. La Contrarreforma será efímera




1 comentario:

  1. Ha sido una auténtica masakre, así, con K, que suena más duro, pero por otro lado, ¿de verdad había alguien que pudiera pensar que iba a salir victorioso Rajoy? Entre otras muchas cosas (Un Rubalcaba pletórico), era imposible que pudiera tomar ventaja por la cantidad de errores, disparates, mentiras, corrupciones, recortes, privatizaciones, engaños... que han sido el contenido principal de sus dos años de gobierno, que por cierto, pensé que íbamos ya por la década pasada, se me está haciendo larguísimo. Cuando acaben me va a parecer mentira.

    ResponderEliminar